Virus de programa

Mundo


 

COMPUBLI

 


 

 

DISCO DURO: CABLEADO E INSTALACIÓN

 

 

ANTES DE EMPEZAR

 

   Antes que nada debe verificar que es posible la instalación de la unidad en cuestión. Primero compruebe que dispone de un vano acorde al tamaño del disco duro que va a instalar, normalmente de 3.5 pulgadas. Cerciórese también de que dispone de un cable de bus adecuado según el tipo de unidad que instale: IDE/EIDE de 40 pines, y SCSI de 50 pines. Por último verifique que dispone de una conexión con la fuente de alimentación. Si no es así, puede adquirir un adaptador con el que se obtienen dos conexiones de una sola que le solucionará el problema.

 

   Antes de proseguir, le interesa crearse uno o dos disquetes de arranque con el sistema operativo para poder usar el ordenador y configurar los nuevos dispositivos.

 

 

INSTALACIÓN DE UN DISCO DURO

 

   Como siempre debe abrir la caja del ordenador. Siendo la primera unidad de disco duro que se instala no hay que cambiar ningún jumper, así pues, sólo debe insertar el disco duro en su hueco, dejando las conexiones de bus y alimentación dentro de la caja para poder utilizarlas. Después coloque los tornillos que vienen con la unidad (normalmente cuatro) en los laterales del mismo para unirlo al chasis y que no se mueva. Coja el cable de la fuente de alimentación y conéctelo al disco duro. No hay posibilidad de colocarlo mal. El cable de bus, de 40 pines en los discos ISE/EIDE y 50 pines en los SCSI, debe enchufarlo en la controladora y en la unidad.

 

   Los dispositivos, cables y controladoras modernas disponen de conexiones con hendiduras y salientes que impiden confundirse a la hora de colocar los cables en una u otra posición, ya que para ello habría que forzar las piezas. Sin embargo, puede que alguno de estos elementos, si no varios, sean más antiguos. En este caso deberá atender a unas cuantas reglas a la hora de hacer la conexión. El cable de bus tiene uno de sus laterales pintado de rojo para indicar el lateral del cable en el que se encuentran los conectores 1 para las unidades y para la controladora. Pues será esta parte de la conexión la que se enchufará al pin 1 de la controladora y la unidad de disco duro (normalmente marcado en la propia placa y junto a la conexión del disco duro).

 

 

INSTALACIÓN DE UN SEGUNDO DISCO DURO

 

   El procedimiento depende de si la segunda unidad de disco duro es del mismo tipo o distinta a la del primero.

 

   En caso de ser diferente, es decir, uno IDE/EIDE y otro SCSI, únicamente deberá colocar su controladora en el slot adecuado y conectarlo a ésta, procediendo siempre como si de la primera unidad de disco duro se tratase.

 

   Si por el contrario se trata de una segunda unidad del mismo tipo, realmente hay que proceder igual que si fuese la primera pero con dos modificaciones. El cable de bus ya estará conectado a la controladora, con lo que sólo hay que enchufar la conexión libre al disco duro atendiendo a la posición del pin 1. La principal de las diferencias consiste en que antes de proceder a introducir el disco duro y atornillarlo al chasis, debe configurar uno de ellos como principal y el otro como esclavo en el caso de ser discos IDE/EIDE, o como dispositivo 1 y 2 si son SCSI. Tanto en uno como en otro tipo de dispositivo el modo de hacer la operación es similar, cambiando jumpers. Para saber la forma exacta en que debe colocarlos deberá usar el manual o buscar alguna pegatina explicativa en el propio disco duro. Recuerde que en el caso de dispositivos IDE/EIDE el principal será el de arranque, de modo que si pretende que sea el disco duro nuevo el que haga esta función, los jumpers que deberá cambiar serán los de la unidad que ya está instalada. Para ello probablemente deberá desmontarla, aunque quizá sólo precise soltar los tornillos y extraerla un poco para manipularla, sin necesidad de desconectar los cables.

 

 

FINALIZANDO

 

   Para completar la operación, debe cerrar la carcasa, conectar todos los elementos del equipo (CPU, teclado, monitor, etcétera), conectar el ordenador y configurar la BIOS del sistema según su manual. Las placas nuevas suelen disponer de una opción de autodetección de disco duro que los configura perfectamente, pero algunas BIOS más antiguas precisan que el usuario ponga el número de cabezas, cilindros, etcétera de cada unidad. Esta información debe acompañar a dicho dispositivo. También tendrá que formatear el disco y utilizar algún programa para activar las particiones del disco, con el FDISK. Para poder arrancar el ordenador quizá precise un disquete de arranque con el sistema operativo previamente grabado.

 

 

 

Anterior