Virus de programa

Mundo


 

COMPUBLI

 


 

  

LA CARCASA: MONTAJE Y DESMONTAJE

 

   Hay carcasas de muchos tipos dependiendo de su tamaño, posición en el suelo, y forma de anclaje al chasis, pero la más extendida es la del tipo semi-torre. Ésta se cierra por su parte trasera mediante tornillos. Únicamente hay de quitarlos y tirar hacia atrás de la misma para separarla del esqueleto de la caja o chasis. A la hora de colocarla hay que tener en cuenta que la parte delantera ha de encajar en la hendidura que tiene el frontal. Debe tener cuidado también antes de volver a colocar y apretar los tornillos de no pillar ningún cable.

 

   En las carcasas de tipo sobremesa los tornillos se suelen colocar en la parte superior, en algunas ocasiones ocultados bajo tapones de plástico para disimularlos. Este tipo de cajas suelen desplazarse tirando de ellas hacia atrás y arriba, pero hay muchos modelos según marcas y cada uno tiene su estilo. Normalmente estas cajas más raras son de ordenadores de marca y en el manual que los acompaña se detalla cómo abrirlos. Los clónicos usan cajas estándar y son más sencillos de abrir.

 

   La carcasa se ocupa de mantener al ordenador a cubierto de agentes externos que puedan dañarlo, así como de mantenerle a usted y los suyos fuera del alcance de los elementos peligrosos. Las hay de diferentes tipos atendiendo a su tamaño y la posición que toman en el escritorio. Según su tamaño se dividen de mayor a menor en: super-torre, torre, semi-torre, y mini-torre. A mayor tamaño, más espacio interior y mayores posibilidades de expansión del equipo. Atendiendo a su posición sobre el escritorio se dividen en dos: de sobremesa, que se coloca de forma horizontal sobre la mesa, normalmente bajo el monitor, y que viene a tener un tamaño similar a una mini-torre; y torre, que se coloca de forma vertical en un lado del escritorio o incluso sobre el suelo.

 

   En su parte frontal suelen tener varios vanos de diferentes tamaños (3.5 y 5.25 pulgadas) para colocar los distintos dispositivos que precisan salida al exterior (para permitir insertar disquetes, CDs, cartuchos, etcétera). También presentan un botón para resetear el ordenador, otro para poner en marcha o no el turbo, y un tercero para encender y apagar el equipo. Además disponen de un cristal en el que es posible ver la velocidad a que está trabajando el ordenador. En adición suelen disponer de tres LEDs que indican si los discos duros están trabajando, si está funcionando el ordenador, si el turbo está en marcha, e incluso si la CPU está en modo de ahorro de energía. Algunos incorporan una llave de seguridad para evitar que extraños puedan controlar cómodamente el equipo. Habitualmente la caja incorpora ya la fuente de alimentación de fábrica, aunque se puede adquirir por separado.

 

 

 Anterior